X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

NOTICIAS

El proyecto Come On Labels realiza actividades para mejorar la presencia del etiquetado energético en gama blanca y televisores.

Compartir: 

Con el motivo del Día Internacional del Reciclaje, que se celebró el pasado 17 de mayo en países de todo el mundo, Henkel ha presentado los resultados del estudio “Hábitos de consumo y sostenibilidad”. Esta investigación se ha llevado a cabo para determinar el grado de compromiso con el entorno natural entre los consumidores europeos. Sus resultados reflejan, entre otras cosas, que los españoles se han adaptado al consumo sostenible, impulsados tanto por las consideraciones medioambientales como por la crisis económica.

Reciclamos más que nunca

Para empezar, el Estudio pone de manifiesto que los españoles están altamente comprometidos con el medio ambiente puesto que el 91% manifiesta haber realizado acciones para minimizar su impacto las tareas de limpieza doméstica e higiene personal, en comparación con el 82% del promedio europeo.

Según el Estudio, el 84% recicla más que antes y trata de generar menos residuos, siendo el colectivo de los jóvenes de 18 a 34 años el que menos coopera en este ámbito, de los cuales sólo un 76% suele reciclar. Con la edad, el porcentaje aumenta considerablemente, llegando al 86% a los 65 años. España ofrece un ejemplo a seguir en materia de reciclaje de restos orgánicos: el 35% de los españoles separa la basura orgánica frente al 17% del promedio europeo. Entre las pequeñas medidas sostenibles cabe mencionar, además, que el 21% de los encuestados utiliza recambios de detergente en vez de comprar producto nuevo en un envase habitual, aunque el promedio europeo es del 27% y en Suecia llega a un 43%.

Otro dato a destacar es que el 58% de los españoles prefiere reparar las cosas antes de comprar de nuevas, frente a Europa con un 54%. El 6% de los españoles nunca repara, mientras que en Italia y Suecia están al 15% y 13% respectivamente en este aspecto. Se observa que en España apostamos por buscar productos más sostenibles, reciclables, de proximidad o segunda mano, tendencia que tiene adeptos en el 93% de la población.

Lavamos a temperaturas más bajas que en el resto de Europa

La gran mayoría de los españoles (85%) reconoce que la situación del medio ambiente afecta a sus hábitos de compra y consumo en alguna medida. El consumidor español empieza a ser responsable y respetuoso con el medio ambiente, considerando el ahorro de agua y energía en su cotidianidad, especialmente en lo que se refiere a la higiene personal y a las tareas de limpieza doméstica.

Es una realidad que desde el comienzo de la crisis los españoles han adoptado una actitud más sensible hacia el medio ambiente en sus tareas domésticas e higiene personal, pues el 65% de los españoles ha reducido el consumo del agua en los últimos 12 meses y el 79% se ha pasado a las bombillas de bajo consumo (el promedio europeo es del 71%). De hecho, el ahorro de energía resulta especialmente importante para los encuestados de entre 45 y 65 años (91%), y la gran mayoría de los españoles, el 74%, consideran que han reducido el consumo de energía en los últimos 12 meses.

En informe destaca que más del 90% acostumbra a ducharse en lugar de tomar un baño, con una media de 9 minutos por ducha. El promedio de Europa es ligeramente inferior: el 86% prefiere una ducha a un baño y, en general, tarda un poco más al ducharse: 9,33 minutos. El 67% de los españoles cierra el grifo cuando se enjabona y el 88% de los hombres cierra el agua cuando se afeita, siendo los hombres de mayor edad los más respetuosos. De la misma manera, el 94% cierra el grifo al lavarse los dientes. En este sentido España ocupa el segundo lugar después de Holanda, con un 95%, mientras que el promedio europeo es del 71%.

Pero si hay algo en que somos líderes indiscutibles en Europa, es en la temperatura del lavado de la colada. Los españoles lavamos la ropa a una temperatura media de 25ºC, muy por debajo del promedio europeo (40ºC). En el lavavajillas también se utilizan los ciclos de baja temperatura: un 43% de los españoles lo hace, frente al 30% de la media europea.

Compramos solo los productos esenciales

En España, como en otros países afectados por la recesión, se aprecia el cambio en hábitos de compra y consumo. Casi el 69% afirma que la crisis impulsa a comprar solamente los productos esenciales, frente al 53% del promedio europeo. En Suecia, por ejemplo, se trata del 49% que ha visto afectado su manera de comprar.

Los españoles se fijan cada vez más en que los productos sean respetuosos con el medio ambiente (40%) y eficaces (42%). El 93% de los españoles busca productos sostenibles, reciclables, de proximidad o de segunda mano. Y es que además de las propias características del producto, también se toman en cuenta los recursos que se invierten para conseguirlo, es decir, los viajes. En este sentido, el 51% trata de optimizar los viajes para hacer sus compras y está dispuesto a cambiar el lugar de compra habitual para evitar el desplazamiento en transporte.

Primeros pasos de un largo recorrido

Además de todos estos resultados positivos, hay algunos aspectos en los que aún los españoles podrían mejorar. El 75% lava los platos con el grifo abierto y agua corriendo, y esta tendencia aumenta hasta seis puntos (81%) en las zonas del norte de España (el promedio europeo es del 50%).

A la hora de hacer la colada, los hombres y la gente mayor son los colectivos que más siguen las instrucciones, tanto de las propias lavadoras como las del etiquetado de la ropa. Además, más del 73% de los españoles pone más cantidad de detergente de la recomendada.

Acciones como mejorar el aislamiento térmico del hogar (35%), instalar placas solares (4%) o cambiar la caldera por una más sostenible (13%) aún no son muy populares... Sin embargo, el ahorro pasivo (el uso de bombillas de bajo consumo, la desconexión de aparatos eléctricos de los enchufes cuando no se utilizan, etc.) tiene muchos adeptos en España: el 91% toma pequeñas medidas para disminuir el impacto en el medio ambiente.

Resumiendo los datos del Estudio, el perfil del consumidor español más sostenible tiene entre 45 y 65 años, y principalmente residente de la costa mediterránea. Los españoles más concienciados coinciden en que la compra de productos sostenibles “representa una aportación al fomento de una economía más fuerte a largo plazo”.

Productos sostenibles

Gracias a este estudio sobre hábitos, Henkel se aproxima a sus consumidores y ofrece un portfolio de productos que responden a sus expectativas y necesidades. El valor de un producto Henkel reside en su calidad, respeto al medio ambiente y la seguridad que sólo puede aportar una marca con una larga y ejemplar trayectoria empresarial.

En el mercado español, Henkel Ibérica cuenta con marcas y tecnologías que permiten a los consumidores utilizar los recursos eficientemente. Marcas como Somat y Wipp Express garantizan la limpieza a bajas temperaturas y en ciclos cortos ahorrando en consumo de energía. Otro ejemplo es que las botellas PET utilizadas para las marcas Mistol, Vernel, Somat, Dixan y Tenn, contienen un 25% de plástico reciclado. En el área de Cosmética y Cuidado Personal, la crema Diadermine Alta Tolerancia está formulada con 0% parabenos, 0% siliconas y 0% perfumes, y en las marcas como Magno, La Toja y Gliss el 80% de sus ingredientes son biodegradables. Por otro lado, el 90% de los ingredientes de la barra adhesiva Pritt están hechos de materias primas renovables, y la marca de adhesivo Pattex, ofrece una gama completa de productos sin disolventes.

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 537

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

banner

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE