X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.

NOTICIAS

Cómo detectar un problema eléctrico en una instalación

Fluke analiza las causas principales de los fallos que se producen en los sistemas eléctricos de las instalaciones y cómo pueden afectar a la mismas.

Compartir: 

Una instalación podría experimentar el bloqueo de un ordenador, el parpadeo de las luces o el sobrecalentamiento de un motor. Estos y otros muchos síntomas son considerados de carácter leve o incluso entran dentro de la normalidad, es decir, se asume que son el resultado de un desgaste normal, de fallos menores o de la antigüedad de los equipos. Sin embargo, con demasiada frecuencia, la causa real es una calidad eléctrica deficiente.

Instalación eléctrica

Los problemas de calidad eléctrica pueden ser graves y muy costosos:

  • Paradas no programadas
  • Pérdida de datos
  • Daños en los productos durante la producción
  • Consumo de energía excesivo
  • Gastos adicionales en mantenimiento, reparaciones y sustitución de equipos

¿Cuáles son los problemas ocultos?

Si el usuario ha advertido la presencia de alguno de los cinco síntomas mencionados, podríamos estar experimentando uno o varios de estos problemas:

  • Sobretensiones, interrupciones o huecos en la tensión: normalmente ocasionados por la conexión o desconexión de grandes cargas; pueden dañar ordenadores, controles electrónicos y luces
  • Distorsión armónica: variaciones en la forma de onda senoidal de la tensión y corriente; puede causar problemas de calentamiento en motores y transformadores, además de problemas con interruptores automáticos, fusibles y relés
  • Desequilibrios en la tensión: diferencias notables en las tensiones de cada fase, superiores al 2%; suelen ocasionar el sobrecalentamiento de motores y transformadores
  • Parpadeo (“Flicker”): fluctuaciones cíclicas de la tensión; ocasionan el parpadeo de las luces: incide más en la salud y productividad de los empleados que en los equipos
  • Transitorios: breves y acusados aumentos de la tensión por la conexión o desconexión de equipos, la conmutación de condensadores y por rayos; pueden bloquear ordenadores, quemar placas de circuitos y dañar el aislamiento eléctrico

Estas incidencias se suelen generar dentro de la propia instalación del usuario, por lo que es su responsabilidad y no de la compañía eléctrica.

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 538

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

banner

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE