X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.

NOTICIAS

Croacia avanza por la senda de la eficiencia energética.

Compartir: 

A seis años de su implementación, el programa de eficiencia energética de Croacia ya ha permitido reducir el gasto público anual en aproximadamente 18 millones de dólares, un ahorro que en un sólo año superó el costo total del programa hasta el momento. Al mismo tiempo, ha permitido disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero (que contribuyen al cambio climático) en un 12 %, en 5.900 edificios del sector público, lo que redujo las emisiones totales de CO2 de Croacia en 63.000 toneladas o 0,2 % por año. Se espera que los ahorros aumenten a medida que entren en juego las inversiones de capital estimuladas por el programa.

Este programa fue lanzado en 2005, con 4,4 millones de dólares del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF). Su objetivo era eliminar las barreras de las prácticas y las tecnologías de eficiencia energética. Al igual que en muchos países que han estado bajo el régimen socialista, se continúa derrochando energía: por unidad de PIB, Croacia consume un 12 % más de energía que el promedio de la Unión Europea (UE).

Programa centrado en los edificios del sector público

El programa se centró en los edificios debido a su gran consumo de energía y en el sector público, dado que se consideraba que el Gobierno necesitaba dar el ejemplo. Uno de los elementos del proyecto incluía los edificios de los ministerios y organismos centrales, mientras que un segundo elemento se centraba en las instalaciones en los 20 condados y 127 ciudades de Croacia.

El primer paso clave del proyecto era obtener el compromiso político. Para ello, se debió demostrar a los escépticos que el progreso era posible, por lo que se implementó un programa piloto en Sisak, una ciudad típica de Croacia, con una población de 50.000 habitantes y un legado de industrias contaminantes y graves consecuencias de guerra. Durante dos años, 24 proyectos de prueba disminuyeron un 13 % el consumo de energía y permitieron que la ciudad ahorrara 220.000 de dólares al año. Asimismo, redujeron las emisiones anuales de CO2 en 780 toneladas.

El éxito inicial despertó el interés de otras ciudades. El proyecto transformó este interés en compromiso público, incentivando a los intendentes de las ciudades y a los gobernadores de los condados a firmar la "Carta de energía", en la que se comprometían a implementar una gestión de energía sistemática en todas las instalaciones bajo su jurisdicción. En ocho meses, los 127 intendentes y los 20 gobernadores habían firmado, y la carta se exhibe con orgullo en todos los ayuntamientos de Croacia. Asimismo, 15 de los 16 ministerios asumieron el mismo compromiso.

Al mismo tiempo, el proyecto incluyó una campaña mediática nacional para concientizar sobre la eficiencia energética. El mensaje principal se transmitió a través de un carismático personaje animado: Gašpar Energeti´c, quien ayuda a su derrochador vecino, Trošimir, a implementar distintas medidas sencillas de eficiencia energética en su hogar. Al finalizar la campaña, Gašpar Energeti´c tenía 4.300 amigos en Facebook. También protagonizó un cortometraje para niños, Think of Tomorrow (Pensar en el futuro), del que se distribuyeron 500.000 copias, y que se proyectó en horas de clase, con la colaboración del equipo del proyecto.

Para complementar estos esfuerzos, el programa creó una red de seis centros de información a fin de ofrecer consejos prácticos a los ciudadanos, para que sus hogares fueran más eficientes en materia de energía. Estos centros de información reflejan una asociación única: los condados y las ciudades ofrecen el espacio y el personal necesarios, mientras que los fabricantes de materiales de construcción y de electrodomésticos del sector privado donan equipos para las demostraciones. Una de las instalaciones más nuevas, en Zadar, también incluye un Centro de Educación Solar, que ofrece capacitación en tecnologías solares; en junio de 2011, se recibió la primera promoción de fabricantes de calentadores solares de agua. Asimismo, el proyecto creó centros de informativos: en total, se establecieron 98 "puntos de información" en 43 ciudades y 12 condados.

Auditorías energéticas y gestión energética

Conseguir el respaldo público fue sólo el principio; el programa también buscó respaldar la adopción de políticas destinadas a reducir el consumo de energía, basándose en el impulso de Croacia para cumplir con los requisitos de ingreso a la UE. La experiencia del PNUD ayudó a elaborar la Ley de Uso Eficiente de Energía, que se aprobó en 2008; la Estrategia Croata de Energía, que se adoptó en 2009; el Programa Nacional de Eficiencia Energética para el período 2008-2016, y el Primer Plan de Acción Nacional de Eficiencia Energética para 2008-2010. Asimismo, el programa colaboró en la redacción de regulaciones legales y textos que rigen las “auditorías de energía” de los edificios.

Estas auditorías de energía fueron una herramienta fundamental, ya que el programa buscaba identificar ineficiencias en edificios del sector público, que pudieran abordarse a través de pequeñas inversiones de capital. Al implementarse el programa, comenzaron a realizarse las auditorías de energía. Entre 2006 y 2010, el PNUD llevó a cabo 1.069 auditorías de energía, que cubrían 2,5 millones de metros cuadrados en 1.346 edificios. Este impulso ayudó a construir una industria madura y próspera, que actualmente cuenta con 17 empresas y más de 150 expertos en auditorías de energía. Asimismo, las auditorías de energía promovieron proyectos de inversión de 30 millones de dólares, una cifra que destaca el potencial para la creación de empleos ecológicos, en un país que lucha contra una tasa de desempleo de casi 20 %.

Sin embargo, el verdadero centro del programa es el Sistema de Información de Gestión de Energía (EMIS) basado en la Web, que permite controlar y gestionar, en tiempo real, el consumo de energía en edificios del sector público. Dado que se utilizan grandes cantidades de energía para bombear agua, con altos niveles de pérdidas, el sistema también mide el consumo del agua. EMIS está disponible gratuitamente en todas las instituciones del sector público croata, para aquellas personas que deseen una herramienta de fácil uso para comparar el consumo de energía y mantener la transparencia (lo que ayuda a evitar el mal uso, como beneficio adicional).

Para garantizar la sostenibilidad, el control y la gestión de la energía y del agua se encuentran a cargo de equipos de funcionarios, en cada unidad organizacional, en todos los niveles, desde edificios individuales hasta sedes ministeriales. En seis años, 10.000 funcionarios croatas han recibido capacitación especializada en eficiencia energética del programa, y el PNUD trabaja actualmente para garantizar que se reconozca al "gerente de energía" como un nuevo cargo en el sector público.

El alcance del sistema es sorprendente. Más de 5.900 instalaciones separadas (2.400 en ministerios y 3.500 en ciudades y condados) se han conectado a EMIS hasta el momento, es decir que el programa de eficiencia energética se está implementando en un 52 % de todos los edificios del sector público de Croacia. El programa tiene como objetivo expandirse para llegar a un total de 7.000 edificios, hacia fines de 2011. El alcance y la naturaleza sistemática del control de energía y de agua hacen posible este tipo de éxito significativo, como el de la prisión de Lepoglava.

Fondos del Gobierno croata

Dado que las ciudades, los condados y los ministerios están generando grandes ahorros, que pueden destinarse a necesidades urgentes en los sectores de la salud, la educación y el bienestar, el proyecto del PNUD ya se ha convertido en un programa nacional. Desde 2008, el proyecto ha recibido fondos del gobierno a través del Fondo para la Protección del Medioambiente y la Eficiencia Energética y del Ministerio de Economía, Trabajo y Empresariado. Desde junio de 2011, el proyecto depende exclusivamente de los fondos del gobierno. Estos fondos se han mantenido durante dos años de profunda recesión y se espera que continúen hasta 2013, para garantizar una fácil transferencia de EMIS y de otras partes del programa a las instituciones nacionales. Para ese entonces, la subvención de 4,4 millones de dólares del GEF habrá generado contribuciones públicas que ascenderán a un total de 16 millones de dólares.

El éxito de Croacia para “poner la casa en orden” (como se denomina uno de los elementos del programa) ha marcado el camino hacia la concreción de normas más estrictas de eficiencia energética, que se implementan en la UE, a la que el país espera ingresar en 2013. Asimismo, el éxito alcanzado es un ejemplo que otros países ansían imitar. Por pedido del gobierno, el proyecto también se ha implementado en el país vecino, Montenegro, y se está preparando un programa similar para Bosnia y Herzegovina, y para algunas regiones de Serbia. La experiencia desarrollada en este proyecto también se intentó conseguir en países tan diversos como Bielorrusia y Tayikistán. Mientras el PNUD modifica sus actividades en Croacia, de la asistencia de desarrollo tradicional a la exportación de buenas prácticas a otros países, el paquete de eficiencia energética encabezará la lista de los conocimientos que se desean compartir.

Compartir: 

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 539

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

PATROCINIO ORO

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE